Otras ciudades y lugares

El valle del Draa

Salpicado con pequeños  pueblos e impresionantes alcázares (kasbah), el valle, que con el sol adquiere una tonalidad rojiza, es una de las zonas más fértiles gracias al río Draa, el más largo de Marruecos.

Desierto del Sahara

Para tener una idea aproximada del desierto más grande del mundo, lo mejor es empezar por su borde oeste en Ouzina y Merzouga. Recorre los kilómetros de arena a camello, y visita campamentos nómadas, oasis y las impresionantes dunas de Erg Chebbi.

La costa Atlántica

Asilah, el pequeño pueblo de casas blancas y azules con bonitas playas y muy popular entre los marroquíes, es uno de los muchos alicientes de la costa atlántica de Marruecos. Agadir, con su playa inmensa, o la costa casi salvaje cerca de  los parques nacionales de Oued Massa, Souss Masa y El Houceima son otros lugares para visitar por los amantes de la playa.

Montañas del Rif

La fascinante cordillera del Rif, en el norte del país, es baluarte del pueblo bereber. Hay muchas oportunidades de hacer senderismo, incluida la visita al bosque de abetos en el parque nacional del Talassemtane.

Ifrane

 Esta pequeña ciudad dominada por su palacio real austero, en el centro de las maderas legendarias del cedro garantizará a sus visitantes un viaje al centro de la cultura marroquí.

Durante la primera mitad del siglo, antes de la independencia de Marruecos, el lugar estaba poblado por residentes franceses de la clase media que vivían en Fes y vinieron buscar una poca fresco en los calurosos veranos.

A Ifrane le llaman la Suiza de Marruecos, y es la estación de esquí que más está creciendo en el país alauita. Sus alrededores se están llenando de chalets al estilo suizo.

DJEMAA EL FNA

 Es el centro neurálgico de la vida en Marrakech, por eso cientos de turistas pasean a cualquier hora por la plaza para presenciar el espectáculo. Cuando cae la noche la inmensa plaza cobra vida y se llena de acróbatas, cuentacuentos, encantadores de serpientes y músicos, mientras que en el ambiente se respira el olor de las docenas de puestos callejeros de comida. La vida en la plaza no ha cambiado mucho en los últimos siglos. Sin duda, uno de los lugares más visitado en el mundo.

ElJardín Majorelle

Al contrario que la bulliciosa plaza Djemaa, el Jardín Majorelle es un oasis en Marrakech. Fue creado en los años 20 por el artista francés Jacques Majorelle, y restaurado hasta recuperar su antigua gloria 60 años después por el diseñador Yves Saint Laurent. Hoy, es un remanso de paz lleno de palmeras, cactus, bambú, y estanques con nenúfares.

El zoco de Marrakech

El legendario y caótico bazar es el pulso de la ciudad, y su entrada para acceder al laberinto de puestos por el norte de la plaza Djemma el Fna, es ya una experiencia en sí misma. Aquí se puede encontrar casi de todo, desde alfombras hasta cardamomo. Recuerda que el regateo es parte de la cultura, así que sigue las normas.

Sobre nosotros

Nos encargamos de organizar tu viaje perfecto, somos especialistas en ello. Puedes contactar en:

Teléfono: +212667987186

Email: info@viajar-marruecos.com

Los clientes dicen...

"Fue el viaje perfecto. Nos planificaron una ruta ideal a través de la cual pudimos conocer y visitar todos aquellos lugares que deseábamos ver. Repetiremos."

 Sandra Ballester

GALERÍA