Lugares de Marruecos

Casablanca

Ciudad Imperial. Capital económica del país. Dentro de una ciudad cuyo crecimiento se ha descontrolado se puede encontrar otra, con mucho más encanto, llena de casitas encaladas, Lugar donde está la mezquita más grande del mundo después de La Meca, es de las ciudades más occidental-izadas de Marruecos.

Rabat

Capital del Reino de Marruecos, situada en la costa atlántica, en la orilla sur de la desembocadura del río Bu Reg-reg, que la separa de la vecina ciudad de Salé. En 2004 tenía una población de 1.622.860 habitantes.

A partir de 1610 en Rabat y la vecina Salé se instalaron numerosos refugiados moriscos expulsados de España, lo que revitalizó la ciudad. En la fortaleza de los Udaia, la parte más antigua de la ciudad, se instaló la práctica totalidad de la población del pueblo extremeño de Hornachos, que durante mucho tiempo mantuvo su idioma y de la que quedan numerosas huellas.

Tánger

Esta ciudad portuaria al norte del país fue en su día centro de la vida bohemia donde grandes escritores, poetas de la generación Beat, y hasta leyendas del rock como los Rolling Stone, encontraron inspiración mientras se mezclaban con aristócratas fugados y espías internacionales.

La costa Atlántica

Asilah, el pequeño pueblo de casas blancas y azules con bonitas playas y muy popular entre los marroquíes, es uno de los muchos alicientes de la costa atlántica de Marruecos. Agadir, con su playa inmensa, o la costa casi salvaje cerca de  los parques nacionales de Oued Massa, Souss Masa y El Houceima son otros lugares para visitar por los amantes de la playa.

Chaouen

Enclavado en una colina de la región montañosa del Rif es uno de los pueblos más bonitos y pintorescos de Marruecos. Casitas azules, callejuelas empedradas, Chaouen es una mezcla perfecta de arquitectura tradicional árabe y andalusí.

Montañas del Rif

La fascinante cordillera del Rif, en el norte del país, es baluarte del pueblo bereber. Hay muchas oportunidades de hacer senderismo, incluida la visita al bosque de abetos en el parque nacional del Talassemtane.

Fez

Ciudad Imperial., Capital Religiosa, Cultural y su mayor Centro de Artesanía. Las callejuelas en la medina de Fez parecen haberse detenido en el tiempo, con los minaretes de las mezquitas de Al-Qarawiyin y Al-Andalus como principales testigos, y siglos de historia recogida en el museo Dar Batha. La medina está declarada Patrimonio de la Humanidad y es la mayor ciudad medieval habitada en el mundo islámico y posee las Universidades datadas como las más antiguas del Mundo.

Meknes y Volubilis

Ciudad Imperial. Aunque más pequeña y menos bulliciosa que Marrakech o Fez,  Meknes,  tiene el mismo encanto que las anteriores, con una gran cantidad de monumentos turísticos y parajes naturales. Restaurada en el siglo XVII por el sultán Moulay Ismail,  tiene muchos ejemplos de arquitectura islámica. En las afueras de la ciudad se encuentran las ruinas de Volubis, el mayor yacimiento arqueológico romano en el norte de África, que demuestra la diversidad cultural y riqueza de la historia del país.

Ifrane

 Esta pequeña ciudad dominada por su palacio real austero, en el centro de las maderas legendarias del cedro garantizará a sus visitantes un viaje al centro de la cultura marroquí.

Durante la primera mitad del siglo, antes de la independencia de Marruecos, el lugar estaba poblado por residentes franceses de la clase media que vivían en Fes y vinieron buscar una poca fresco en los calurosos veranos.

A Ifrane le llaman la Suiza de Marruecos, y es la estación de esquí que más está creciendo en el país alauita. Sus alrededores se están llenando de chalets al estilo suizo,

Beni Mellal

Ciudad agrícola en auge, Béni Mellal se rodea con un oasis abundante que se extiende sobre una de las colinas de Dir, entre el Atlas medio y la vasta planicie de Tadla. Son los importantes trabajos de irrigación de ésta, hechas posible particularmente por la proximidad del inmenso de bin el Ouidane, que favorecieron el desarrollo de este inmenso vergel.

Beni Mellal fue conocido bajo el nombre de "Day". Justo cerca de Day, nace una otra pequeña ciudad: "Somaa".Somaa es una "zawya" (Mezquita y escuela sufí) fundada por "Sidi Ahmed Ibn KAsim Soumai" en el siglo XVI. Esta "zawya" tuvo un gran rol en esta región.

MARRAKECH

Ciudad Imperial. Llamada " La Perla Roja", es un verdadero lugar mágico, lleno de vida, donde se puede disfrutar de una amplia variedad de lugares interesantes para visitar. Partiendo de su gran plaza central Djemaa el Fna, en el corazón de la medina desde donde sale una densa red de callejuelas que albergan una sucesión ininterrumpida de pequeños bazares dividido en secciones que llevan el nombre del principal tipo de mercancía que se vende en ellos , ej; zapateros , especias, curtidores, herreros etc. Mezquitas (Kotubia), Palacios (de la Bahía, Tumbas Saadies) y jardines (Majorelle y La Menara) son también puntos principales de visita en esta enigmática ciudad.

DJEMAA EL FNA

 Es el centro neurálgico de la vida en Marrakech, por eso cientos de turistas pasean a cualquier hora por la plaza para presenciar el espectáculo. Cuando cae la noche la inmensa plaza cobra vida y se llena de acróbatas, cuentacuentos, encantadores de serpientes y músicos, mientras que en el ambiente se respira el olor de las docenas de puestos callejeros de comida. La vida en la plaza no ha cambiado mucho en los últimos siglos. Sin duda, uno de los lugares más visitado en el mundo.

ElJardín Majorelle

Al contrario que la bulliciosa plaza Djemaa, el Jardín Majorelle es un oasis en Marrakech. Fue creado en los años 20 por el artista francés Jacques Majorelle, y restaurado hasta recuperar su antigua gloria 60 años después por el diseñador Yves Saint Laurent. Hoy, es un remanso de paz lleno de palmeras, cactus, bambú, y estanques con nenúfares.

El zoco de Marrakech

El legendario y caótico bazar es el pulso de la ciudad, y su entrada para acceder al laberinto de puestos por el norte de la plaza Djemma el Fna, es ya una experiencia en sí misma. Aquí se puede encontrar casi de todo, desde alfombras hasta cardamomo. Recuerda que el regateo es parte de la cultura, así que sigue las normas.

Essaouira

 Antigua MOGADOR. Con su pintoresca medina de postal y las murallas de su fortaleza casi tocando el mar, Essaouira es una de las localidades más atractivas de Marruecos. Además se puede disfrutar de buenos restaurantes de marisco, hoteles con encanto, un bonito zoco y, en general, un ambiente romántico con un toque bohemio. Además, posee unas de las playas mundialmente más bellas y perfectas para la práctica del windsurf.

Cascadas D’Ouzoud

¿Qué puede ser más apetecible que una cascada de agua fría en medio de un oasis, en un país casi semi-desértico? Las Cascadas d’Ouzoud, en el Atlas Central, es uno de los atractivos de la ruta entre Marrakech y Fez. No hay nada como un chapuzón en el agua fresco antes de seguir el camino.

El valle del Draa

Salpicado con pequeños  pueblos e impresionantes alcázares (kasbah), el valle, que con el sol adquiere una tonalidad rojiza, es una de las zonas más fértiles gracias al río Draa, el más largo de Marruecos.

Desierto del Sahara

Para tener una idea aproximada del desierto más grande del mundo, lo mejor es empezar por su borde oeste en Ouzina y Merzouga. Recorre los kilómetros de arena a camello, y visita campamentos nómadas, oasis y las impresionantes dunas de Erg Chebbi.

Sobre nosotros

Nos encargamos de organizar tu viaje perfecto, somos especialistas en ello. Puedes contactar en:

Teléfono: +212667987186

Email: info@viajar-marruecos.com

Los clientes dicen...

"Fue el viaje perfecto. Nos planificaron una ruta ideal a través de la cual pudimos conocer y visitar todos aquellos lugares que deseábamos ver. Repetiremos."

 Sandra Ballester

GALERÍA